1884

Realiza varias composiciones de la serie Notas perdidas. La Nota perdida VI se publica en El Liberal, (núm. 2, abril 29). Su poema La crisálida se incluye en J.M. Marroquín y R. Carrasquilla, Ofrendas al ingenio: al bazar de los pobres en 1884.
Más tarde este poema se intitulará Las crisálidas. Escribe otros poemas para Intimidades, colección que termina ese año. Don Ricardo Silva lo asocia a su casa comercial para lo cual obtiene la habilitación de su edad, pues el poeta sólo tenía 19 años. A fines de octubre viaja a París,
cumpliéndose así su gran anhelo. Va invitado por su tío abuelo, Antonio María Fortoul, que muere antes de que Silva llegue.