Clásicos colombianos

A lo largo de la historia de la poesía colombiana, han surgido grupos, corrientes y movimientos literarios; impulsados por maestros que nos van mostrando nuevas formas de expresión poética. Entre muchos algunos ejemplos son. José Asunción Silva quien nos trae el modernismo, Jorge Issacs con el Romanticismo, Jorge Rojas con la generación Piedra y cielo, Luis Vidales y Los Nuevos, entre muchos otros.

El trabajo que esos poetas hicieron los convierte en un referente en la historia de la literatura de nuestro país y pasan a ser Clásicos de la Literatura.

Nuestra librería cuenta con una considerable cantidad de libros escritos por esos poetas que han contribuido con la evolución de la poesía y narrativa colombiana

 

 

Les presentamos una pequeña selección de poemas:

MIDNIGHT DREAMS

Anoche, estando solo y ya medio dormido,
mis sueños de otras épocas se me han aparecido.

Los sueños de esperanzas, de glorias, de alegrías
y de felicidades que nunca han sido mías,

se fueron acercando en lentas procesiones
y de la alcoba oscura poblaron los rincones

hubo un silencio grave en todo el aposento
y en el reloj la péndola detúvose al momento.

La fragancia indecisa de un olor olvidado,
llegó como un fantasma y me habló del pasado.

Vi caras que la tumba desde hace tiempo esconde, 
y oí voces oídas ya no recuerdo dónde.

Los sueños se acercaron y me vieron dormido,
se fueron alejando, sin hacerme ruido

y sin pisar los hilos sedosos de la alfombra
y fueron deshaciéndose y hundiéndose en la sombra.

 

                                                            José Asunción Silva

 

SONATA

Otra vez el tiempo te ha traído
al cerco de mis sueños funerales.
Tu piel, cierta humedad salina,
tus ojos asombrados de otros días,
con tu voz han venido, con tu pelo.
El tiempo, muchacha, que trabaja
como loba que entierra a sus cachorros
como óxido en las armas de caza,
como alga en la quilla del navío,
como lengua que lame la sal de los dormidos,
como el aire que sube de las minas,
como tren en la noche de los páramos.
De su opaco trabajo nos nutrimos
como pan de cristiano o rancia carne
que se enjuta en la fiebre de los ghettos
a la sombra del tiempo, amiga mía,
un agua mansa de acequia me devuelve
lo que guardo de ti para ayudarme
a llegar hasta el fin de cada día.

 

            Álvaro Mutis

 

 

TÚ Y LA NOCHE

En esta clara noche de diamante,

sobre tu blanco seno mi cabeza,

tengo del infinito la certeza

con solo oír tu corazón amante.

 

Un eco de ese cielo destellante

es lo que escucho en ti.  De esa grandeza

participa tu diáfana belleza,

y de esa eternidad eres instante.

 

Consagrada te encuentras para el rito

inmemorial.  Tu corazón aspira

a la sacra unidad del infinito.

 

Al mismo tiempo que la noche santa

por tu piel aromática respira,

y agolpa su temblor en tu garganta.

 

                                        Rafael Maya

 

 

AMOR,  BÉSAME

             (Rimas)

 

¡Amor, bésame en la boca!

préstame tus finas manos…

Amor: si mi labio toca

tu labio…

 

Amor: tus ojos arcanos

pónlos en mis tristes ojos…

Amor, y dáme tus manos

pálidas…

 

Amor:  súple a mis despojos

vida, con una mirada

no más, de tus grandes ojos verdes…

 

Amor, amor, adorada:

bésame, dáme tus manos

y quémame en tu mirada

febril!

 

                                 León de Greiff