Luis Carlos López

Luis Carlos López

Cartagena de Indias, 11 de junio de 1879 – Cartagena de Indias, 30 de octubre de 1950

LA CUCARACHA

 

La mujer que da en fumar

con aires de libertina,

amarga con nicotina

la dulzura del besar,

 

Si cuando suele bailar

remolina la cadera,

va buscando lanzadera.

 

Y si bebe y se emborracha

expone la cucaracha…

a que se la pise cualquiera.

 

 

FABULITA

 

“¡Pax vobis!”

WILSON

“¡Viva la paz, viva la paz”

Así

trinaba alegremente un colibrí

sentimental, sencillo,

de flor en flor…

 

Y el pobre pajarillo

trinaba tan feliz sobre el anillo

feroz de una culebra mapaná.

Mientras que en un papayo

reía gravemente un guacamayo

bisojo y medio cínico:

-¡Cuá  cuá!

 HASTA NUNCA

 

Te mando el rizo de tu blondo pelo,

Tus cartas, un listón y tu retrato,

Y el monograma de tu nombre ingrato

Que bordaste con seda en tu pañuelo.

 

Lo quiere así tu corazón de hielo

Y yo tu helada voluntad, acato:

Ya  estoy libre del cura y del curato;

Dios te lo pague por allá en el cielo.

 

Me alegro y nada en mi favor arguyo;

Alégrate también, sin ironía:

Qué dicha: ¡me libraste de ser tuyo!

 

Qué placer: ¡te libraste de ser mía!

Qué dicha y qué placer: cada uno suyo.

¡Hasta nunca, sobrina de tu tía!

 

SERENATA   

 

“Asómate a la ventana

para tirarte un limón”

Víctor Hugo

 

 

Ay, Camila, no vuelvo

ni al portón de tu casa,

porque tú, la más bella

del contorno, me matas

con promesas que saben

a bagazo de caña!

 

Nada valen mis besos

y achuchones!… Y nada

si murmuro en tu oreja,

tu orejita de nácar,

cuatro cosas que tumban

bocarriba a una estatua!

 

Ah, te juro que nunca

tornaré por tu casa,

ya que tú, más bonita

que agridulce manzana,

tienes ay! la simpleza

del icaco y la guama!

 

Y eres más que imposible,

pues tus mismas palabras

son candados, pestillos,

cerraduras y aldabas

de tus brazos abiertos

y tus piernas cerradas!