Revista #9

Ver Indice Leer Editorial Leer Articulo de "Jamshid Moshkani"

Indice

Editorial

Articulo

Editorial: El Año Silva María Mercedes Carranza

7

El Centro Histórico de Bogotá Alberto Saldarriaga

17

León de Greiff
De Greiff, o el lenguje que no envejece
Una evocación familiar
El maestro de lo imposible
Mecanismos del lenguaje poético de León de Greiff
León de Greiff en el mítico país de Bolombolo
Belisario Betancur
Boris de Greiff
Serguei GoncharencoMaría Candelaria Posada

Miguel Escobar Calle

25
36
42

52
59

Poesía en Medellín Ledo Ivo
Ramón Palomares
Edoardo Sanginetti
Martha L. Canfield

71
74
77
79

Jaime Sáenz: visitante profundo Leonardo García Pabón

83

Samuel Jaramillo: bajo el ala del relámpago María Candelaria Posada

97

Releyendo a Carranza Piedad Bonnett

107

Alvaro Mutis: La poesía, no sólo es un trabajo perdido Mario Barrero Fajardo

115

Juan Manuel Roca: En las calles se aplastan los milagros Selnich Vivas Hurtado

125

Poesía iraní: Lectura de poemas Canción de la cabellera

 Jamshid Moskani

133

Poetas hispanoamericanos: Francisco Madariaga
Carmen Ollé
Ulises Estrella
Jorge Ariel Madrazo
Gonzalo Millán
David Cherician
Francisco Castaño
Blanca Wiethüchter
Mirko Lauer
Margarita Laso
Rosa Lentini
María Baranda
Juan Carlos Orihuela
Rodrigo soto
Miguel Huezo Mixco
René Suárez

139
142
144
147
149
º51
153
156
158
160
162
164
166
168
170
173

Poesía y narrativa:
– Hércules y la lira
– La prosodia del recital y de la conversación
– Poesía y prosa
– Poesía, relato y comunicación
– Hacia una poética de la creación literaria
Pablo Armando FernándezMirko Lauer
Jorge Ariel Madrazo
Ulises Estrella
Rafael Courtoisie

177
181
186
191
194

Poesía colombiana Renata Durán
Jimena Gómez Vila
Carlos Vásquez Zawadski
Mario Ochoa

201
203
205
207

La poesía de Jorge Isaacs
La maldad en La María
María Teresa Cristina
Evelio José Rosero

211
219

Revista Luna Nueva: Lectura de poemas Gabriel Arturo Castro
Horacio Benavides

241
243

Pier Paolo Pasolini
– Italia, Capítulo I
Alessandra Merlo
Pier Paolo Pasolini

247
257

Donaciones y adquisiciones  

265

Apéndice  

271


REVISTA CASA SILVA #9
EL AÑO SILVA
 De la editora

El 24 de mayo de 1996 se cumple el centenario de la muerte de José Asunción Silva. Bajo cualquier circunstancia este suceso sería importante para Colombia y, en general, para la literatura en lengua castellana. Adquiere sin embargo, dimensiones muy especiales para el país, a causa de la mezquindad que ha mostrado frente a su memoria y a su legado literario.

En efecto, Silva no sólo dio comienzo con su obra la poesía moderna en el país, la cual bien puede dividirse en antes y después de ella, sino que también inició con algunos contemporáneos suyos de otros países latinoamericanos, la gran revolución modernista que marcaría el rumbo de la lírica hispanoamericana durante este siglo. Ello coloca a Silva entre los grandes poetas de nuestro idioma. Sin embargo, poco y nada se ha divulgado su trabajo literario fuera de Colombia, con el propósito de que se lea, se estudie y se sitúe en el lugar que le corresponde.
Por tales razones el centenario debe aprovecharse para hacerle un gran homenaje de desagravio, silvizando el área del español con su memoria y con su obra. Y ésto, precisamente, se ha propuesto hacer la Casa de Poesía. Aunque el marco de sus actividades no se reduce a propiciar el conocimiento y goce de la obra de Silva sino, en lo posible, de la poesía de todos los tiempos y lugares, hemos asumido el reto de organizar eventos de envergadura académicos, editoriales y de divulgación, dentro y fuera del país. En ello llevamos trabajando ya tres años, desde 1993 en que gestionamos un aporte económico con el Gobierno Nacional, el cual fue incluido -gracias al decidido apoyo del entonces Director de Planeación Nacional, Armando Montenegro- en el presupuesto de 1995 y entregado a través de Colcultura. Debemos advertir que hemos pasado por alto las protestas que han hecho quienes aún piensan y se expresan con la mentalidad provinciana y mezquina que, hace un siglo, le tocó padecer a Silva en carne propia. Esa mentalidad es la misma que ha ignorado su obra durante 100 años, negándole la importancia que tiene. Pero también durante ese largo tiempo ha habido en Colombia muchos escritores, periodistas, críticos y lectores preocupados por conocer, divulgar y estudiar el legado literario del escritor. Y también por rescatar de la destrucción su última morada, hoy convertida en Casa de Poesía, gracias a la terca iniciativa de esas personas, recogida en buena hora por Genoveva de Samper desde la gerencia de la Corporación La Candelaria y por Belisario Betancur, entonces Presidente de la República.
Debido a todos ellos el nombre y la memoria de Silva han estado recorriendo el país y el exterior en los últimos años. Y el justo interés por su obra se ha incrementado notablemente. Para la muestra un botón: en 1987 la Casa de Poesía convocó a un concurso internacional para escoger y publicar la mejor biografía de Silva; sólo se presentaron cinco trabajos -algunos de ellos, simples monografías- y el premio fue declarado desierto por el jurado, que estuvo compuesto por Germán Colmenares, Hernando Valencia Goelkel y Fernando Vallejo. Pues bien: de ese año a hoy han aparecido tres biografías fundamentales para conocer la vida y obra de Silva: las de Enrique Santos Molano, Héctor Orjuela y Ricardo Cano Gaviria. Con esta anécdota pretendo sólo señalar un indicio del interés aludido líneas atrás. Retomando el hilo, con el propósito de promover en el exterior la obra silviana a raíz del centenario, la Casa de Poesía comenzó por solicitar a la Unesco que se asociara en 1996 a la conmemoración, solicitud que acogió en su Conferencia General del año pasado, gracias a la gestión adelantada por la delegación colombiana ante ese organismo y a su secretaria general en el Ministerio de Educación. Enseguida enumero en forma somera los distintos proyectos que se realizan bajo la coordinación de la Casa Silva, proyectos que se hicieron públicos en octubre de 1995, el día en que el Banco de la República entregó en la Casa Silva el nuevo billete de $5 mil hecho en homenaje al poeta, con un hermoso diseño del artista Juan Cárdenas.
Se han concertado varias ediciones. En coedición con Norma se publicará un volumen con la poesía y la novela De sobremesa, el cual circulará en todos los países de América del Sur y Centroamérica. En España lo publicara la editorial Hiperión y en Francia, en traducción al francés, haremos una coedición con la Unesco y una editorial de ese país. Para estas dos últimas ediciones la Federación Nacional de Cafeteros ha hecho un generoso aporte económico.
En coedición con la Colección Archivos publicaremos la extensa y completa obra crítica para especialistas, que preparó esa fundación. Todas estas publicaciones llevarán un texto de Gabriel García Márquez sobre la novela De sobremesa y un testimonio de Alvaro Mutis sobre Silva. Ambos son inéditos y constituyen una colaboración de esos escritores a estos proyectos de la Casa de Poesía. Tendremos también una recopilación comentada de las cartas de Silva, hecha por el escritor Fernando Vallejo, la cual incorpora 15 cartas inéditas y desconocidas hasta el momento.
Alrededor de 25 expertos de los más notables de Europa, Estados Unidos, Colombia y el resto de América Latina han sido invitados a un congreso sobre la obra de Silva, el modernismo y la cultura de fin de siglo. Este congreso sesionará durante ocho días a partir del 24 de mayo.
Con el apoyo y la colaboración del Banco de la República, desde hace dos años se viene preparando una gran exposición sobre Silva, su obra y su época, la cual se exhibirá simultáneamente, a partir del 24 de mayo y durante 3 meses, en seis sedes: la Biblioteca Luis Ángel Arango, el Fondo Cultural Cafetero, la Casa Cuervo, la Biblioteca Nacional, la Fundación Santillana y la Casa de Poesía. Se harán varias copias para que circulen durante todo el año por las ciudades del país. Alrededor de esas muestras se organizarán talleres y conferencias. También se enviarán copias a 6 países, con la colaboración del Ministerio de Relaciones Exteriores.
En el mes de julio de 1995 se convocó al “Premio de Poesía José Asunción Silva”, para escoger el mejor libro de poesía en lengua española, publicado en lo que va corrido de los años noventa. El favorecido recibirá la suma de US$50 mil.
Hemos contratado con el director de cine Francisco Norden, la elaboración de una película sobre la vida y obra de Silva. La cinta hará parte de un paquete informativo, con material impreso y gráfico, que distribuiremos en todos los países donde circulen las ediciones de la obra de Silva, enunciadas atrás.
Como homenaje de Bogotá, se ha solicitado al Concejo de la ciudad por intermedio del concejal Enrique Vargas Lleras, que se le dé el nombre de “Avenida José Asunción Silva” a la calle séptima. Allí se colocará un busto del poeta en una pequeña zona verde a la altura de la carrera tercera.
Finalmente, y aunque no se trata de un proyecto de la Casa de Poesía, podemos anunciar la reproducción de una joya editorial, de propiedad nuestra. La edición facsimilar que harán El Navegante Editores, de Colombia, y Testimonio, de España, de un cuaderno de 4 páginas en piel de pergamino, que lleva escrito en caligrafía e ilustrado por el propio Silva, su poema “Vejeces”.
Tales son las actividades principales que se desarrollarán a lo largo del año. Será una verdadera fiesta de la poesía, a la cual están convidados todos los que quieran gozar de la más hermosa, solidaria y desinteresada actividad del espíritu.
 
MARÍA MERCEDES CARRANZA

JAMSHID MOSHKANI

(Teherán, Irán 1958)

Canción de la cabellera


De hebra a hebra su pelo

lleva una imagen mía,rumoroso café

que en brillantes candongas

convida a la amistad.

Oh momento feliz

estrechar los deseos

deslizar sus enaguas

hasta un ah desmayado.

En el claro silencio

temo ajar con mi aliento

su hombro,tan lozano.

Orilla

Porque a donde me vaya,

seré robado,

seré asaltado por tus ojos

yo que he edificado mi casa

en la palma de tu mano,yo que he conducido

el arroyo inquieto de mis nervios

hasta las sedientas flores

de tu falda.

Libélula

En el frío capullo de esta larga noche

sólo queda la arruga de un ala,

boceto de una imagen.

Y veo la llama, más allá

donde are incendiada

la libélula.